webvicepresidenta_amec-750x410

La vicepresidenta ha puesto en valor la creciente participación femenina en la economía global en el encuentro `Iguales desde la diferencia’, organizado por el Gobierno de Cantabria y AMEC

La vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha destacado la necesidad “urgente” de replantear el modelo económico para poder “conciliar con el modelo social y de convivencia que queremos para hombres y mujeres”. Por este motivo ha señalado como imprescindible potenciar un crecimiento económico acorde con “una economía responsable, sostenible y orientada al bien común de hombres y mujeres”.

Díaz Tezanos ha recordado que la participación de las mujeres en el tejido empresarial, y su creciente fuerza como emprendedoras, empresarias y agentes económicos y sociales, de cambio y de crecimiento, se ha convertido en “un fenómeno que está cambiando la naturaleza de la propia economía global y cambiando patrones de reconocimiento de la riqueza”.

La vicepresidenta se ha expresado así  en la inauguración del encuentro, `Iguales desde la Diferencia. Perspectiva profesional de tres mujeres en ocupaciones masculinas’, organizado por el Gobierno de Cantabria en colaboración con la Asociación de Mujeres Empresarias de Cantabria (AMEC). El acto, que ha tenido lugar esta mañana en el Salón de Actos de SODERCAN, forma parte de los actos programados para conmemorar el Día de la Mujer, así como el 30 aniversario de la agrupación de empresarias.

Eva Díaz Tezanos ha manifestado que, en nuestro país, aproximadamente un tercio de la actividad empresarial, corresponde a mujeres. De todos modos,  ha apostado por fomentar una mayor presencia de las mujeres en los Consejos de Administración, al igual  que ha destacado el valor de las cuotas de representación de las mujeres en los mismos. Asimismo, ha instado a la sociedad a sumarse y unirse a un “compromiso real de integración de la mujer en los mecanismos de gestión  y de dirección de las empresas”, y ha alabado el trabajo realizado desde instituciones como AMEC, para impulsar “un cambio institucional y cultural” que permita conducir a las mujeres a puestos de liderazgo.

La vicepresidenta ha asegurado que este 8 de marzo, que hoy conmemoramos, sirve para poner en valor “los logros conseguidos a lo largo de los años de lucha de las mujeres” y para recordar “el camino que nos queda por conseguir en esa lucha”. Según la vicepresidenta esta lucha permitirá ver reconocidos los derechos para ver alcanzada “la representatividad entre hombres y mujeres en los órganos tantoeconómicos, como políticos y sociales donde se toman las decisiones y que afectan a toda la sociedad”.

Eva Díaz Tezanos ha recordado que esta lucha también ha perseguido acceder a un puesto de trabajo, a la promoción profesional o conseguir un sueldo, por un trabajo de igual valor, en definitiva, “una lucha por la libertad individual”.  Por ello ha apostado por actuar en varios frentes: el primero de ellos corregir la situación económica en la que la crisis ha situado a las mujeres; en segundo lugar luchar contra los estereotipos machistas y todas las manifestaciones de violencia de genero, y por último, trabajar para fortalecer la representatividad de las mujeres en todos los ámbitos.

La vicepresidenta ha animado a la sociedad a trazar nuevas prioridades y asumir como “imprescindible” el hecho de continuar fomentando la incorporación de la mujer al mundo laboral. Además, la consejera ha recordado, como hace un siglo, el principal obstáculo de las mujeres para acceder al mundo laboral era la falta de educación y formación, y en el siglo XXI, “resulta impensable que la eventual maternidad de la mujer siga siendo uno de los principales obstáculos para su desarrollo profesional en condiciones de igualdad”, ha asegurado.

Para Díaz Tezanos las políticas de fomento de una mayor presencia de la mujer en el ámbito emprendedor deben de ir orientadas, además, a mejorar “su situación” en la vida profesional y laboral, un “elemento clave” para fomentar la presencia de la mujer en sectores en los que hoy todavía no ha tenido acceso o en aquellos con una escasa presencia de mujeres.

La vicepresidenta ha apostado por la corresponsabilidad entre hombres y mujeres. Como ejemplo de ello se ha referido al número de horas, que en España, hombres y mujeres dedican a las tareas domésticas.  Según estos datos las mujeres dedican entre 4 y 5 horas a estas labores, mientras que los hombres emplean  poco más de una hora. Por el contrario, en los países nórdicos y Alemania-espejo en el que nos solemos mirar- los hombres asumen cerca del 40% de las tareas domésticas. Por lo que respecta al porcentaje de cuidadores principales de niños, en nuestro país, el 82% de los cuidadores principales de los niños de 0 a 3 años son madres, el 7,5% abuelas, y solamente el 4,8 % son  padres.

La consejera ha insistido en considerar errónea la idea de que “la conciliación es cosa de mujeres” ya que los avances en esta materia deben de ser cosa de ambos sexos. Además, ha recordado, como dificultad añadida,  la irracionalidad de los horarios, por lo que ha puesto en valor la necesidad de avanzar hacia horarios más racionales, ya que los actuales “expulsan a las mujeres del mercado laboral”, obligando a la mujer a optar por la media jornada laboral, un hecho que repercute, también en que “la mayoría de los contratos temporales afecten a mujeres”.

Díaz Tezanos ha finalizado apoyando a las mujeres e instándolas a “romper moldes y muros” con el fin de construir “una sociedad más justa e igualitaria para las mujeres y hombres que vienen detrás de nosotros”.

`Iguales desde la Diferencia’ ha servido para recoger el  testimonio de tres empresarias cántabras que llevan a cabo su actividad profesional en sectores representados, mayoritariamente, por hombres. Las encargadas de exponer sus experiencias profesionales son  Luz Cosío Rubín, de Ruycol Petrol Estaciones de Servicio; Carmen González de la Mora, de Alufasa Fabricado de Aluminio S.L.; y Sara Peña, de Maderas José Peña.

En el acto también han estado presentes la directora general de Igualdad, Alicia Renedo y la presidenta de AMEC, Eva Fernández Cobo.

image001

Mer